Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
Compartir

BAFICI apoya a película chilena en construcción

Viernes 27 de abril de 2018

Imagen foto_00000016Una nueva película chilena apoyada por la Dirección de Asuntos Culturales (Dirac) del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile se abre paso, tras obtener un contundente apoyo del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), a través de su laboratorio BAL. Dirigida por Felipe Ríos y producida por Giancarlo Nasi, la cinta “El hombre del futuro” recibió tres premios que le permitirán concluir su realización y garantizar su circulación fuera de Chile.

 

La vigésima versión del BAFICI estuvo dirigida por Javier Porta Fouz y organizada por el Ministerio de Cultura del Gobierno de Buenos Aires. En el marco de este certamen tuvo lugar el 15° Buenos Aires Lab (BAL), una plataforma de desarrollo de proyectos y coproducción, cuyo objetivo es apoyar la producción, venta y distribución del cine latinoamericano. Esta nueva edición, dirigida por Agustina Costa Varsi, contempló un laboratorio de producción con una selección de proyectos de largometraje en estado avanzado de desarrollo. Los productores asistentes dedicaron cuatro días a trabajos en el diseño de producción, estrategias de financiamiento y marketing. También se realizó la sección Work in Progress, con primeras y segundas películas en etapa de posproducción, que requieren apoyo para su finalización, cuyos equipos trabajaron posibles estrategias de difusión y comercialización.

 

Imagen foto_00000014El jurado de BAL estuvo compuesto por Julie Gayet, actriz y productora francesa; Diana Bustamante, productora colombiana; y Vanessa Ragone, productora argentina, quienes seleccionaron un total de veinte premios.

 

La película “El hombre del futuro”, primer largometraje de ficción de Felipe Ríos, está ambientada en la Región de Aysén y cuenta la historia de Michelsen (José Soza), un viejo camionero que, desarraigado y jubilado a la fuerza, emprende su último viaje hacia Villa O’Higgins, el llamado “fin del mundo” por los camioneros australes. A lo largo de este derrotero, Michelsen se irá desprendiendo de todo lo que conforma su vida: dinero, familia, trabajo y salud. Lo que parece ser una tragedia, se convierte en un viaje de iluminación; al enfrentarse al final del camino y la naturaleza salvaje, el protagonista logra redimir los errores de su pasado y por primera vez vivir el presente como siempre anheló, junto a su hija Elena.

 

Esta producción chilena obtuvo los premios Barco Digital, Ñandú y Adquisición Vitrine Films, que les proporcionarán servicios de posproducción, sonido, edición, mezcla y un contrato de distribución del film en salas de cine, TV y otras ventanas en Brasil.

Imagen foto_00000006


 



Relacionados