Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
Compartir

Bienal de Venecia presentó a la prensa las novedades de su 58º versión

Martes 12 de marzo de 2019

Con una nutrida audiencia se lanzó este 7 de marzo la 58ª Exposición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia. La conferencia de prensa con la que se presentó el evento tuvo lugar en el Palacio Ca’Giustinian y estuvo a cargo del presidente de la Bienal, Pablo Baratta y el curador de la misma, el británico Ralph Rugoff.

 

 

Imagen foto_00000002
Paolo Baratta


La muestra, que se llevará a cabo en Venecia, Italia, entre el 11 de mayo y el 24 de noviembre, incluye 79 artistas procedentes de todos los confines del mundo, que fueron seleccionados en mérito de “la reflexión sobre los aspectos más precarios de nuestra existencia, entre las cuales la mayoría amenaza a las tradiciones fundantes, a las instituciones y a las relaciones del orden posbélico”.

 

Los países presentes de Latinoamérica son Uruguay, Argentina, México y Chile. La exposición estará acompañada con 90 participaciones nacionales, en los históricos pabellones de los Jardines, el Arsenal y el centro histórico de Venecia. De ellos, cuatro países estarán presentes por primera vez: Argelia, Ghana, Madagascar y Pakistán. Además, están considerados 21 eventos paralelos promovidos por instituciones italianas e internacionales sin fines de lucro.

 

Al lanzamiento asistió la encargada de cultura de la Embajada de Chile en Italia, Ministro Consejero, Patricia Ríos. El discurso inicial estuvo a cargo del presidente de la Fundación la Bienal de Venecia, Paolo Baratta, quien explicó el título de esta edición: May You Live In Interesting Times (“Tiempos interesantes”) que evoca la idea de una época desafiante e incluso amenazante como la actualidad, donde prevalece un “exceso de simplificación generado por el conformismo y los miedos”. En este sentido, considera que en esta época de grandes cambios, es necesario que todos estén atentos a la evolución global y su impacto en el mundo del arte, indicando que la Bienal ha facilitado este ejercicio no solo en el sector artístico, sino en todos los sectores de la expresión humana, como la danza, la música, el teatro y la arquitectura, entre otros.

 

Esta exposición internacional permite que la exhibición de cada país tenga una relación dialéctica y dialogante con las muestras de los otros países. La muestra estará abierta al público general, mostrando la representación del arte como un fenómeno de la humanidad.

 

 

Imagen foto_00000001

Ralph Rudoff


Baratta hizo hincapié en que “el modelo fue fundado sobra la autonomía de la Bienal y la del curador, como un instrumento de conocimiento imperfecto pero vital, adecuado para vivir la complejidad y consciente de las ambivalencias que cada fenómeno trae consigo, sin querer negar con esto las recetas antiguas”. De allí resaltó la importancia de esta iniciativa que se sustrae de las orientaciones del mercado o de los dictados de las tendencias predominantes, incluso actuar en dirección opuesta a las corrientes del momento, sabiendo que lo que la Bienal ofrece, termina siendo una contribución para el mercado y las tendencias.

 

Finalizó su intervención señalando: “Nos importa la secuencia donde el ‘público’ se transforma de ‘visitante’ a ‘observador’ de la obra, partiendo de una desorientación inicial, para luego comprometerse y descubrir, casi como un ejercicio de esgrima”.

 

La Bienal se concentrará en el trabajo de los artistas que cuestionan las categorías del pensamiento existentes y que nos abren a una nueva lectura de los objetos, imágenes, gestos y situaciones. Un arte que permite observar la realidad desde distintos puntos de vista, que tiene en cuenta nociones aparentemente contradictorias o incompatibles, buscando compaginar los diferentes modos de interpretar el mundo que nos circunda.

 

El curador británico finalizó su discurso, señalando que “la muestra está fundada sobre la convicción de que la felicidad humana deriva de conversaciones reales, porque los humanos, en cuanto animales sociales, estamos impulsados a crear y encontrar significado y a relacionarnos los unos con los otros. De allí que la muestra se propone subrayar la idea que el significado de la obra de arte no reside tanto en los objetos, sino más bien en el diálogo, primero el del artista con la obra, luego de la obra con el público y finalmente los intercambios de opiniones entre los distintos públicos”.

 

Más información https://www.labiennale.org/en/press

Fuente: Embajada de Chile en ItaliaImagen foto_00000003