Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
Compartir

Centenario de Lily Garafulic en Chile y el mundo

Jueves 20 de febrero de 2014
 

 

 Imagen foto_00000011

 

 

 

Se fue a los 98 años, con una extensa trayectoria a cuestas y una indiscutible influencia en el desarrollo de la escultura chilena. El próximo 14 de mayo, Lily Garafulic cumpliría un siglo de su natalicio, y en su honor se han estado organizando diferentes actividades, en Chile y el mundo.

 

 

Imagen foto_00000006

 

 

Uno de estos proyectos resultó seleccionado en el Concurso Dirac, para llevarse a cabo en las ciudades de Washington y Nueva York. Esta última,  fundamental en la formación artística de Garafulic, quién residió allí a mediados de los años ’40, para estudiar en el New School of Social Research y asistir al Taller 17 del prestigioso artista del grabado William Hayter.

 

 

Imagen foto_00000003

 

 

Los familiares de la artista, quienes custodian su obra, han organizado estas exposiciones junto al Consulado General de Chile en Nueva York y la Embajada de Chile en Washington. Hasta ambas sedes llegarán esculturas, obra gráfica y una película documental inédita sobre la artista, extendiéndose también a otros espacios culturales, como el Instituto Cervantes de Nueva York y el Marcus Garvey Hall de Cultura de la OEA, cuya Misión chilena está apoyando tambien.

Corresponde a una conversación de la artista, en su casa en septiembre del 2009 con su sobrina Gloria Garafulich-Grabois.

El documental, incluirá una reseña biográfica y tendrá una dinámica auto-narrada en que Lily Garafulic comparte de manera amena, cercana y en una conversación sus comienzos; algunos episodios de sus viajes, experiencias en Europa y NY; impacto y relación con Constantine Brancusi; influencia de la cultura de Isla de Pascua en la serie de obras realizadas posteriormente. su primer viaje a Europa [Paris, Ravena, y otros],  en N.Y. [técnica de grabados]; Premio Nacional; Premio Nobel Gabriela Mistral y la realización de su obra maestra la Basílica de Lourdes en la ciudad de Santiago.


©Todos los derechos reservados
Gloria Garafulich-Grabois
Alexander Philip Grabois

 

 

 

 

 

 

Imagen foto_00000005

 

 

 

 

 

 

Lily Grafulic realizó importantes esculturas en el ámbito público, destacándose las 16 figuras de profetas para la Basílica de Lourdes (barrio Quinta Normal). Éstas corresponden a la culminación de su primera etapa estrictamente figurativa; más adelante, sus obras adquirieron una apariencia "inacabada", como es el caso de "El mar", una de sus más famosas esculturas en piedra.

 

Muy joven había establecido contacto con el escultor rumano Constantin Brancusi, y como él, quiso ser pionera, integrando en su quehacer artístico nuevas técnicas y materiales; era su forma de "sentir" la escultura. Tras un viaje a Isla de Pascua en los años 60', comenzó a esculpir con maderas carcomidas, virutas de metal, soldaduras, pernos y otros elementos muy innovadores para su época. Con el uso de restos de fundición, consiguió texturas diferentes y el volumen de sus obras comenzó a sugerir la presencia de espacios virtuales. Orientada siempre a lo plástico por sobre lo temático, decía "busco la estructura más que la significación".

 

 

Imagen foto_00000002

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen foto_00000001

Lily Garafulic
“EN SUS PROPIAS PALABRA”

 

 

 

Además de dedicarse a la creación plástica, Lily Garafulic fue curadora, dirigió el Museo Nacional de Bellas Artes en los años '70 y recibió el Premio Nacional de Artes en 1995. Hasta sus últimos años, se dedicó a la docencia en la Universidad de Chile, institución que la nombró Profesora Emérita.

 

 

Imagen foto_00000004

 

 

 

 

 

 

 Imagen foto_00000008

 

 

 

Sus exposiciones en Estados Unidos se desarrollarán entre abril y octubre de este año, y se contemplan también dos publicaciones monográficas en torno a su vida y obra. En el marco de su centenario se programan, además, retrospectivas en el Museo de Bellas Artes y Museo de Arte Contemporáneo de Santiago, y una acción orientada a difundir su arte en la ciudad de Tocopilla, ya que la artista era oriunda de Antofagasta.