Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

El legado de Bélgica Castro y Alejandro Sieveking en el teatro chileno

 

Imagen foto_00000012

Alejandro Sieveking y Bélgica Castro. Fotografía Nacho Rojas

Lamentamos el fallecimiento de los destacados dramaturgos chilenos Bélgica Castro y Alejandro Sieveking, una de las más admiradas parejas de la escena teatral nacional, cuyo legado cultural es reconocido en nuestro país y también en el extranjero.

Autor de una cuarentena de obras, como “La Remolienda” (1965), “Tres Tristes Tigres” (1967) y “Ánimas de Día Claro” (1961), el trabajo de Sieveking ha sido destacado también en Costa Rica, donde la pareja formó el Teatro el Ángel. Ahí, el dramaturgo dirigió cerca de 40 obras de teatro, en muchas de las cuales participó Castro.

En Chile, Sieveking fue reconocido -entre otras distinciones- con el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales 2017, concedido por el Ministerio de Educación; el mismo galardón que en 1995 recibiera su esposa y destacada actriz.

Castro, fundadora del Teatro Experimental de la Universidad de Chile -donde, además, ejerció como académica-, actuó en más de 200 obras y una veintena de películas y series, que la convierten en una de las actrices chilenas de más amplia trayectoria en las tablas.

Ambos merecedores de numerosos reconocimientos culturales, juntos recibieron un homenaje en la segunda edición del Festival de Cine de La Serena, así como el Premio Municipal de Arte por la Municipalidad de Santiago. Compañeros de teatro y de vida, ambos fallecieron con menos de 24 horas de diferencia y su partida constituye una gran pérdida para el teatro chileno.
Imagen foto_00000003




Relacionados