Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
Compartir
Muerte de Max Berrú:

El luto de la música chilena por uno de sus más queridos “hijos adoptivos”

Miércoles 2 de mayo de 2018

En el Día del Trabajador dejó este mundo un trabajador incansable de la música chilena. Aunque ecuatoriano de nacimiento, Max Berrú se transformó durante cinco décadas en un influyente y entusiasta promotor de los ritmos, melodías y líricas de nuestro continente,  junto al grupo nacional Inti Illimani, que él mismo formó en los años ’60.


 

Imagen foto_00000010Berrú llegó a Chile por el Mundial de Fútbol de 1962 e ingresó a estudiar a la Universidad Técnica del Estado, donde conoció a Jorge Coulón, Horación Durán y otros estudiantes que solían juntarse a tocar música. Junto a Horacio Salinas conformaron Inti Illimani, un grupo dedicado al descubrimiento y difusión de los cantos de América Latina. Se hicieron muy populares no sólo por su calidad musical, sino también por su compromiso social y los valores identitarios y solidarios que transmitían. Se sumaron a las campañas de apoyo a Salvador Allende por todo Chile. Producto del Golpe de Estado debieron exiliarse en Italia, y Max Berrú con ellos, como un chileno más.

 

En Europa, Inti Illimani se convirtió en un grupo emblemático de la resistencia chilena, ganando gran popularidad y respeto en el medio musical. Incorporaron también a sus composiciones e interpretaciones la música tradicional italiana, mostrándose siempre muy agradecidos y ligados a ese país. Tras 15 años de exilio, Inti Illimani se reencontró con Chile y su público en un emotivo recital en la población La Bandera; su canción “Vuelvo”, entre otras, se convirtió para muchos chilenos en un himno de la experiencia del exilio.

 

Imagen foto_00000008Ya reinstalados en Chile, Inti Illimani tuvo intensas agendas de conciertos de norte a sur del país, trayendo ya desde Europa una asociación musical muy fructífera con el compositor y escritor Patricio Manns. Pero las relaciones entre los integrantes del conjunto comenzaron a desgastarse; Max Berrú previó esto y quiso auto marginarse del inminente quiebre, que llegaría el año 2004, disolviéndose y rebautizándose la agrupación como Inti Illimani - liderado por Jorge Coulón- e Inti Illimani Histórico, encabezado por Horacio Salinas.

 

Max Berrú miró con tristeza esta ruptura, y conformó en esos años su propio proyecto musical Los Insobornables. Respecto a su ex conjunto, dijo en una reciente entrevista al diario La Tercera: “Creo que se ensució el legado del grupo y me dio mucha pena cuando me enteré de eso, sobre todo por los valores éticos y morales que transmitíamos. Fue una decepción”.

 

Por un largo periodo, Berrú se dedicó también al rubro gastronómico, compartiendo en Santiago los mejores sabores de su Ecuador natal en el restaurante La mitad del mundo donde, por cierto, la música tenía siempre un lugar preminente.

 

El año pasado, Max Berrú fue diagnosticado con un cáncer a la médula ósea, contra el cual luchó, a sus 75 años, manteniendo su templanza y buen humor. En la mañana de este 1° de mayo, el propio grupo Inti Illimani anunció a través de sus redes sociales el deceso del músico y la realización de su velatorio en la Casa Michoacán, que fuera la vivienda de “La Hormiguita”, esposa de Pablo Neruda.

 

La comunidad musical, más allá de estilos y generaciones, ha manifestado su respeto y admiración por este músico “chileno de corazón” que quedará en la memoria de sus seguidores como un artista de grandes valores y enorme influencia para la canción chilena y latinoamericana.

 

Imagen foto_00000006


 



Relacionados