Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
Compartir

Libro bilingüe destaca valor patrimonial e historia de la Embajada de Chile en Francia

Lunes 12 de marzo de 2018

Imagen foto_00000007En el Ministerio de Relaciones Exteriores fue presentado el libro “Patrimonio Chileno en París. Edificio de la Embajada de Chile en Francia”, que resume la historia y recorre los salones de esta sede diplomática, un inmueble que pertenece al Estado de Chile desde 1929.  El volumen fue editado por la Biblioteca Nacional y contiene, entre otros, textos del escritor Jorge Edwards, quién fue Embajador de Chile en Francia entre 2010 y 2014 (durante el primer gobierno de Sebastián Piñera) y del destacado arquitecto chileno residente en Francia, Borja Huidobro (Premio Nacional de Arquitectura 1991).

 

Imagen foto_00000008

 

 

 

 

 

 

La ceremonia contó con la participación del Subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros; el Director de Asuntos Culturales de la Cancillería, Carlos Morán; el Director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, Ángel Cabeza; el Encargado de Negocios de la Embajada de Francia en Chile, Gabriel Normand; y el Subdirector de la Biblioteca Nacional, Pedro Pablo Zegers.

 

En 1831, la República de Chile acreditó a José Miguel de la Barra como Ministro Plenipotenciario de Chile en Francia. Era el nacimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, cuya gestión tuvo distintas sedes, hasta que el 28 de enero de 1929- con el Ministro Plenipotenciario Arturo Alemparte representando al Estado de Chile- fue adquirido el inmueble histórico francés, del arquitecto René Sergent, conocido como Hotel particulier du Prince Henri de la Tour d’Auvergne.

 

Grandes hitos de los lazos bilaterales entre Chile y Francia, figuras históricas y emblemáticas del servicio exterior chileno, así como de nuestra política, economía y cultura, han tenido cabida y protagonismo en este edificio, cuyos salones, escaleras y pasillos cuentan con esculturas de Nicanor Plaza, Agostino Bocciardi y pinturas orientales del siglo XVIII, entre otras.

 

Como Cónsul y como Embajador de Chile, el poeta Pablo Neruda vivió grandes momentos en este edificio, algunos relatados en su biografía “Confieso que he vivido”. Desde esas oficinas organizó el apoyo de Chile a los refugiados de la Guerra Civil Española que zarparon en el barco Winnipeg y también allí se enteró de su Premio Nobel de Literatura en 1971.

 

En las 180 páginas de libro bilingüe (español-francés) se puede recorrer esta casa del servicio exterior chileno y conocer las reflexiones y testimonio de diversas autoridades, que nos acercarán a la naturaleza de la gestión diplomática, y particularmente, nos recordarán el fraternal vínculo que ha unido a Chile y Francia, expresado en una diversidad de acciones, influencias y solidaridad en tiempos difíciles.

Imagen foto_00000002


 



Relacionados