Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Maira Bisquett viajó a India para mostrar las bondades del Colihue chileno en Arquitectura

Miércoles 6 de marzo de 2019

Imagen foto_00000012Durante febrero pasado, Maira Bisquett, emprendedora de Bamboobiz, viajó a India para participar en la Exposición Internacional del bambú Breaking the Challenges of Bamboo for a better future, organizado por el gobierno de Manipur de ese país y la World Bamboo Organization, en la ciudad de Imphal.

 

La muestra contó con 300 participantes, provenientes de 34 naciones, que dieron a conocer la realidad, usos y potencialidades del Colihue, vinculando las prácticas de otros países, especialmente India, quienes cuentan con una amplia experiencia en el desarrollo del sector.

 

La visita de la arquitecta Bisquett a la instalación de Imphal fue respaldada por la Dirección de Asuntos Culturales, Dirac, del Ministerio de Relaciones Exteriores, mediante el Concurso 2019 y la Embajada de Chile en India.

 

Cabe destacar que Chile cuenta con 11 especies nativas de bambú y que entre sus características está la capacidad para recobrar tierras erosionadas y, en arquitectura y construcción, es un elemento único, con variadas fortalezas como su gran flexibilidad y ser un aislante térmico.

 

Viaje

-¿Cómo fue tu experiencia en India?, ¿viste muchas diferencias con Chile?

Fue una muy linda experiencia. Ser parte de un workshop Internacional de bambú fue enriquecedor. Tuvimos la posibilidad de compartir experiencias y visiones distintas que han sido una enseñanza y perspectiva nueva, ayudándonos a remirar nuestro trabajo y darle un contenido más potente, relacionado con promover y difundir el uso de un material altamente sustentable y que en Chile no estamos aprovechando.

 

Claro que son muchas las diferencias entre ambos países, partiendo por la cultura. Sin embargo, cuando se trata de encuentros internacionales en torno a una misma temática como el bambú, confirmas que hay percepciones parecidas. En muchos lugares el bambú todavía no ha sido utilizado de acuerdo a su potencial, de manera que para todos es un desafío importante darle un espacio mayor por sus características.

 

-¿Cómo fue la recepción del público?

Hubo un particular interés por Chile. A través de nuestro stand pudimos hablar sobre nuestra geografía, el desarrollo del colihue, su vínculo con los mapuches y el potencial que tiene por la abundancia con que se presenta en nuestro país.

 

-¿En qué actividades participaron?

El workshop se basó en tres temas principales: construcción, alimento, y artesanías, divididos en exposiciones teóricas y ejercicios prácticos.

 

Imagen foto_00000003Atendimos a 24 ponencias, que hablaron sobre arquitectura (tradicional y contemporánea), ingeniería estructural, aplicaciones industriales, nutrición, propagación y ecoturismo.

 

Fuimos parte de la construcción de tres pabellones simultáneos, aprendiendo distintas técnicas constructivas y con diferentes tipos de unión y participamos de un concurso de cocina donde preparamos una receta típica chilena (cazuela) con brotes de bambú.

 

Durante los cinco días que duró el evento, participamos con un stand donde pudimos exponer sobre nuestro país y el colihue, compartiendo nuestras experiencias.

 

-¿Hubo alguna entidad interesada?

Todos los participantes e invitados, vinculados al bambú, de una u otra manera, mostraron un gran interés.

 

-¿Qué es lo que más destacas del viaje?

El intercambio constante que se generó con todos los participantes del evento, provenientes de distintas partes del mundo.

 

Trayectoria

-¿Cuándo empezaste a trabajar en colihues y por qué?

El año 1999 fui a estudiar a China un Magíster en Arquitectura en la capital mundial del bambú, Hangzhou. Estando allá el material despertó mi interés y, de regreso a Chile, me encontré con la agradable noticia de que contamos con grandes extensiones de bambú nativo.

 

-¿Qué proyectos has desarrollado con este material?

Una gran variedad de proyectos, desde construcción, paneles decorativos, mobiliario, servicios de actividades de trabajo en equipo para empresas e impartiendo talleres que promueven el uso del colihue.

 

-¿Cómo ves la posibilidad de internacionalizar la arquitectura en bambú?

Cada país tiene su propia realidad con el bambú. Esto se debe a que las especies con las que se trabaja son distintas. Aun así, existe una estructura principal que las caracteriza y permite ir adaptando experiencias en distintos territorios.

Imagen foto_00000005


 

Relacionados