Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
Compartir

Obras visuales inéditas viajaron desde Ginebra al Museo Violeta Parra

Lunes 12 de marzo de 2018

Durante el año 2017, la totalidad de las instituciones públicas dedicadas a la cultura y el patrimonio conjugaron su energía y profesionalismo para organizar un diverso programa de conmemoración de los 100 años del natalicio de Violeta Parra, coincidiendo también con los 50 años de su muerte. La más universal de las artistas chilenas, fue recordada y homenajeada en las más diversas formas: conciertos, publicaciones, seminarios, discos, talleres o traducciones, se sumaron a las ya existentes producciones escritas, musicales y audiovisuales que en los últimos años han contribuido a asignarle a su figura y a su obra el carácter patrimonial que merecen.

 

A modo de cierre de este ciclo conmemorativo, el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de Dirac, en conjunto con la Embajada de Chile en Suiza y la Misión Permanente de Chile ante las Naciones Unidas en Ginebra, gestionaron la donación de tres obras inéditas de Violeta Parra al museo que lleva su nombre y que está difundiendo su multifacética obra en Santiago y hacia el mundo.

 

 

Imagen foto_00000009Imagen foto_00000007

 

Imagen foto_00000011A esta iniciativa se sumó con entusiasmo el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio (ex Consejo Nacional de la Cultura y las Artes), como una manera de afirmar y celebrar la exitosa alianza interinstitucional afianzada en los últimos años, producto de la cual se ha llevado a Chile a una notable visibilidad internacional, a través de la actividad de nuestros artistas en eventos culturales de las más diversas disciplinas.

 

Una pintura, un trabajo en papel maché y una arpillera, son las obras que quedarán a resguardo del Museo Violeta Parra, gracias a la visión y generosidad del ciudadano suizo Freddy Buache, poseedor de estas tres piezas artísticas, quién gracias a la notable gestión del chileno residente en Suiza, Francisco González y a la Asociación Artísticamente, hicieron posible esta donación a nuestro país, como fuera el deseo en vida de la esposa del mencionado señor Buache, Marie-Madeleine Brumagne, amiga de Violeta Parra mientras la artista nacional residió en Europa.

 

Imagen foto_00000008

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La positiva reacción del Museo Violeta Parra y su directora Cecilia García Huidobro al tomar conocimiento de esta intención de donación, fue también compartida por Dirac, abocándose en forma conjunta a la concreción de este proyecto. La donación, registrada legalmente en la ciudad de Lausana, es una contribución a la investigación y difusión de una de las tantas facetas creativas de la genial Violeta.

 

La recordada artista, folclorista e investigadora fue la primera latinoamericana que tuvo una exposición individual en el Museo del Louvre, en París, convirtiendo a sus arpilleras en una nueva forma de transmitir su amor y búsqueda incansable de los saberes y misterios de la cultura popular chilena. Pese a que su incursión en el campo visual fue inquieta y diversa como lo fue el cariz de todas sus investigaciones, ha sido la Arpillera el formato más difundido de esta faceta suya. Violeta Parra realizó en vida exposiciones en América y Europa, etapa en que la televisión suiza se interesó en su trabajo, realizando un hoy emblemático documental con una extensa entrevista en su taller.

 

Imagen foto_00000010“Las arpilleras son como canciones que se pintan”, decía ella sobre estas estampas textiles con historias de lo humano y lo divino. Oficio que influyó, desde entonces, en varias generaciones de mujeres chilenas, quienes han retratado con hilos y colores las penas y alegrías cotidianas, y distintos aspectos de nuestra cultura popular.

 

Al igual que gran parte de la obra visual de Violeta Parra, las obras de arpilleristas chilenas han comenzado a viajar por el mundo, producto de diversas iniciativas, muchas de ellas creadas, coordinadas o apoyadas por Dirac.

 

La donación de tres obras inéditas al Museo Violeta Parra busca contribuir al gran anhelo de la artista -varias veces expresado en entrevistas y documentos - de estar cerca de su pueblo, lo que se resume en dos sentidos: representar el sentir popular, particularmente los oficios manuales de la mujer chilena y, por otra parte, traspasar los muros particulares de una casa en Ginebra, para transformarse en obras que se comparten, en exposición abierta a las grandes masas de público, nacional e internacional, que visitarán este museo.

 

Imagen foto_00000002


 



Relacionados