Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
En Francia

Rodrigo Díaz: “Gracias a nuestra buena participación se nos pueden abrir puertas en Europa”

El conjunto chileno Les Carillons fue invitado a participar en la 5ta edición del festival de música barroca "Passion Barroques de Montauban", en Francia. Un proyecto ganador del Concurso Dirac 2019.

Jueves 19 de diciembre de 2019

El conjunto chileno Les Carillons fue invitado a participar, durante octubre pasado, en la quinta edición del festival de música barroca Passion Barroques de Montauban, en Francia. Rodrigo Díaz Riquelme, miembro del grupo, cuenta su experiencia en este importante escenario internacional, de cómo fue la recepción del público y si la participación les permitió abrir puertas a futuros conciertos en Europa.

 

Además de los conciertos, el certamen incluye conferencias, lecturas, clases magistrales, cine, momentos de intercambio y convivencia entre los artistas y el público. Una invitación a descubrir la extraordinaria diversidad artística que se desarrolla a partir del siglo XVI en todo el mundo, con la puesta en escena de más de 50 artistas provenientes de Europa, América Latina y Lejano Oriente.

 

-¿Cómo surgió la invitación del Festival?

Nació directo de la organización del Festival Passions Baroques de Montauban, puntualmente del director artístico Jean Marc Andrieu, quien también lo es de la orquesta barroca de Les Passions de Montauban. Él nos conoce hace algunos años por nuestra participación en el Festival Misiones de Chiquitos y porque ha visitado Chile. La invitación surgió ya que conoció nuestro último disco llamado “Stile Modern, el estilo italiano y sus ecos en América” y le gustó mucho la propuesta artística, base del programa que llevamos al certamen.

 

Imagen foto_00000003-¿Qué significa para ustedes haber participado de esta quinta edición?

Para nuestro conjunto era estrenarse ante un nuevo público, bastante exigente y conocedor de la música antigua, como los franceses, pero también abierto y receptivo ante nuevas propuestas musicales. Nos presentamos en un teatro estilo italiano en la ciudad de Montauban llamado Theatre Olympe de Gouges.

 

-¿Cómo fue la recepción del público?

Fue extraordinaria, una audiencia muy receptiva a nuestra propuesta artística. La gente nos saludó con mucha alegría, felicitándonos y agradeciendo el concierto, incluso tuvimos que agregar dos bis. Muchos se interesaron en conocernos más, llevando todos nuestros discos y tomando nuestros datos. Junto con la buena recepción del público la crítica musical fue muy generosa con nosotros. Salimos destacados en dos medios especializados en Francia como “un conjunto con energía y alegría de tocar, un programa novedoso con la increíble pasión de las formaciones latinoamericanas, sin perjuicio del estilo, siempre ardientemente elocuente”.

 

-¿Cómo se relaciona contigo la labor educativa del festival?

El Festival fue un evento donde el centro era la música antigua barroca, pero había actividades que giraban y se relacionaban con otras áreas como la literatura, la danza y también la ciencia. Es una experiencia enriquecedora como la música puede unirse a la poesía en un lanzamiento de un libro, así como ciertas melodías se relacionan con un modelo matemático fractal. Nuestro programa fue novedoso y educativo para el público francés ya que fue un trabajo de difusión de un repertorio desconocido para ellos, que principalmente mostraba música de archivos de Chile, Perú y Bolivia, del siglo XVII y XVIII, pero con una identidad en común: el estilo italiano que llegó a América.

 

-¿Existe la posibilidad de dar continuidad a esta participación?

Esperamos poder participar nuevamente con otro proyecto, en respuesta de la buena acogida del público, de la crítica y de la organización del Festival. Creemos que gracias a nuestra buena participación se nos pueden abrir otras puertas en Francia y Europa, especialmente en los circuitos de certámenes de música antigua, que existen muchos en Europa, en distintas épocas del año.

 

-¿De qué manera les ayudó el apoyo de Dirac?

El apoyo fue vital para conseguir nuestro objetivo de participar en el Festival. Los profesionales de Dirac siempre fueron muy receptivos a las consultas y estuvieron atentos a todos nuestros requerimientos, lo que hicieron posible la ejecución del proyecto y evitar contratiempos.

 

Imagen foto_00000004


 



Relacionados