Click acá para ir directamente al contenido

Cristián Galaz, director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara: “Nos sentimos como una organización exitosamente resistente a todos los embates”

Este año le corresponde a Galaz encabezar la organización de las diversas actividades que se desarrollarán en distintas ciudades de Chile en el contexto del 90 Aniversario del natalicio del cantautor y docente. Los invitamos a leer esta entrevista con DIRAC. 

Martes 9 de agosto de 2022

Más de 10 años trabajando en diversas labores en la Fundación Víctor Jara lleva el director de cine y televisión Cristián Galaz. Partió como voluntario, luego lo invitaron a formar parte del directorio y, desde el 2017, es su director ejecutivo. 

Como la cabeza de la organización, tiene la responsabilidad de organizar las celebraciones de los 90 años del natalicio de Víctor Jara, que se conmemora el 28 de septiembre, y que incluirán una serie de actividades en diferentes lugares de Chile. 

Cristián Galaz se muestra entusiasmado sobre los eventos que se vienen en el Festival Arte y Memoria Víctor Jara, festeja el nivel de compromiso de organizaciones culturales con este encuentro y cuenta sobre los retos de obtener recursos económicos que les permitan continuar con el legado del artista. 

“Yo diría que el más difícil de abarcar, obviamente, es conseguir los recursos. El financiamiento ha sido siempre un gran tema, pese a la importrancia de la figura de Víctor Jara para Chile y el mundo. Se podría pensar que la Fundación debería tenerlo de muchas partes, e incluso propio, y no es así”, sostiene.

La fundación tiene una tienda donde se comercializan libros discos, vinilos, CD, entre otros productos. Posee el sello Víctor Jara que edita sus propias cosas, pero Galaz enfatiza que no alcanza. Ahora están lanzando “El canto por travesura” que es un disco que no se distribuyó en Chile, pese a ser lanzado el año 73. “Solo queremos desarrollar nuestras actividades con mayor fuerza y amplitud. Y eso implica, por supuesto, también recursos. El país está inserto en ese modelo de mercado, pero que, de alguna manera, es un modelo un poquito exacerbado porque todo está ahí, la salud, la educación, las pensiones y la cultura. Nosotros estamos obviamente resistiendo en ese espacio”, agrega el director ejecutivo.

Estudió filosofía en la Universidad de Chile y se tituló de periodista en la Universidad Católica. Fue editor general y director de documentales en Teleanálisis, trabajó en los videoclips de Los Prisioneros, Illapu e Inti-Illimani, entre muchos otros. Sus películas más connotadas son “Hay un hombre en la luna”, “El Chacotero Sentimental” y “El regalo”. Posee una vasta trayectoria en el mundo de la creación fílmica.

La presencia del artista

¿Cuál es el legado prioritario de Víctor Jara que quieren potenciar en este natalicio?

No hay un legado prioritario que nosotros queramos destacar en esta celebración de los 90 años. Pienso que lo que hemos venido creando con la fundación es un camino que recorremos con mucha gente, organizaciones culturales, de derechos humanos, hasta deportivas que se interesan en este legado, que es muy amplio: no sólo la música de Víctor Jara y lo que creó, que son más de 77 composiciones, la mayoría producidas por él; de alguna manera, las rescató, las cantó y las grabó en sus discos. 

También está el teatro que se ha visto poco y que necesita ser más visibilizado, porque dio un giro a la escena teatral en su momento. Eso es reconocido por la gente de teatro, pero muy poco por el público en general.

Y también está, por supuesto, que nos deja todo su trabajo y su ideario, su manera de ver y sentir la creación artística, el compromiso social, el político, también son parte de ese legado. Esas convicciones que lo acompañaron y las fue acuñando durante su vida son también parte de ese legado que nosotros queremos comparti. Víctor está presente en muchas partes del mundo.

Este año se conmemoran los 90 años del natalicio de Víctor Jara ¿Cuáles son los pilares fundamentales de las actividades que realizarán?
Lo que hemos trabajado para esta conmemoración es, como todos los años, el Festival Arte y Memoria Víctor Jara que va desde el 23 de septiembre hasta el 2 de octubre, que comprende la fecha del 28 de septiembre, que es el día de su natalicio. 

Como son los 90 años, también hemos hecho un llamado a muchas organizaciones culturales, de derechos humanos que son cercanas a nosotros, para que se sumen con sus propias iniciativas a esta celebración. La respuesta ha sido formidable. Desde distintas partes del país aparecen iniciativas, nos llaman y nos piden apoyo y básicamente desde nuestro archivo. 

También tenemos ya cerrado con dos municipios, adicionalmente, la muestra de la exposición “El Mundo gira y crea porque existe la moda”. Una en Rancagua, que va a estar durante un mes y comienza en agosto. La misma exposición en Viña del Mar, que se va a montar por un mes. Eso va a ser desde octubre en adelante. Otros municipios de la Región Metropolitana y del país también están interesados en desarrollar este mismo programa. En general, mucha actividad, pero vamos a sellarla el 28 de septiembre con un gran homenaje que se hace en el marco del Festival Arte y Memoria Víctor Jara ( www.famvictorjara.cl ) 

¿En qué consiste el proyecto Cultura, Memoria y Derechos Humanos que como entidad quieren impulsar y desarrollar?
Nuestro proyecto es integral, cultural artístico y de promoción de los derechos humanos.  Estos son los tres grandes pilares que confirman nuestro proyecto y que, actualmente, está ampliando hacia el espacio del estadio de Víctor Jara (…) que contempla que el estadio se convierta y sea reconocido como un sitio de memoria, con charlas, talleres, con pedagogía de la memoria, con visitas guiadas, con un museo, en fin. 

(…) También recogimos un legado cultural. Es una historia ligada a la cultura y a las artes. Primero como Estadio Chile y luego como Estadio Víctor Jara. Por lo tanto, también tenemos un acento importante en lo cultural que tiene que ver con llevar a cabo un proyecto con un enfoque prioritaro en la cultura latinoamericana y también instalar una escuela artística popular básicamente para jovenes con dificultades para poder acceder a formación artística formal por cuestiones económicas. 

Por último, hacernos cargo que el estadio es un lugar donde se ha hecho deporte, por lo tanto, tenemos un programa que queremos llevar adelante de desarrollo de actividades deportivas con comunidades, básicamente comunitario, y enfocadas a niños y niñas adolescentes. Ese es nuestro proyecto que está respaldado por un gran contenido que se difunde a través de todos estos programas y que está atesorado en nuestro gran archivo Víctor Jara que se puede visitar como www.archivovictorjara.cl

Entonces tiene mucha relevancia rescatar el Estadio Víctor Jara
El Estadio de Víctor Jara tiene una tremenda historia. Parte cuando se inaugura el año 69 como un espacio para la cultura, las artes y el deporte. Se desarrollan muchas cosas hasta que es básicamente clausurado para actividades de públicos masivos hace unos 15 años atrás por el municipio de Santiago. Esto nos obliga a hacer un trabajo doble de recuperación y del deterioro que se empezó a generar a partir del poco uso que se le dio. 

El espacio pasaje Arturo Godoy, que le da el acceso al estadio, también ha estado abandonado, precarizado, vulnerado todo ese entorno. Y estamos en un trabajo conjunto, con el municipio de Santiago, con el gobierno regional, con el ministerio de las Culturas y del Deporte para rescatarlo en conjunto. 

Entonces, hoy día no cumple ningún rol relevante, siendo que es un tremendo lugar que podría albergar el proyecto que hemos ido trabajando por décadas. Llevamos más de treinta años tratando de impulsarlo. Lo hemos madurado con mucho tiempo y detalle. Vemos que hoy es un momento especial y auspicioso, para poder, por fin, darle curso e instalar allí algo que va a cambiar completamente la fisonomía, la cara del barrio Meiggs tan vilipendiado, le va a cambiar de alguna manera el aspecto cultural y artístico que tiene hoy en día el municipio de Santiago. Por supuesto, también la Región Metropolitana va a tener un espacio único para el desarrollo de las artes, la cultura, la memoria y los derechos humanos.

Organización en resistencia

¿Cómo resiste la Fundación Víctor Jara a las dificultades actuales? Pandemia, estallido social, problemas económicos.
Nosotros hemos definido que somos una organización en resistencia. En resistencia al olvido, a las diferentes dificultades porque hemos sufrido. Por supuesto, los últimos años de pandemia han sido difíciles. Nos hemos ingeniado para mantener el contacto con nuestras comunidades, los territorios que están muy cercanos a nosotros, las personas que se han ido interesando, tanto en chile como en el mundo, por esta historia tan importante, este legado de Víctor Jara. 

Hemos comunicado vía telemática, organizado programas de encuentros. Tenemos uno por internet que se llama “Encuentros Cercanos”. Hemos desarrollado una vinculación, que en el fondo surgió, justamente, de la oportunidad que nos dio la pandemia cuando se cerró todo de volver a encontrarnos con la gente y no podemos ya defraudar a todos quienes se han ido conectado con nosotros a traves de este medio virtual.

Por supuesto, que resistimos también a problemas y embates económicos, porque nuestras arcas están siempre con mucha dificultad para llenarse y lograr realizar los proyectos que tenemos en curso. 

Ha sido importantísimo el Programa de Apoyo a Organizaciones Culturales Colaboradoras (PAOCC) del ministerio de las Culturas, sin duda, insuficiente. Más aún cuando estamos abrazando un espacio tan grande como el Estadio Víctor Jara que podria entregarse en comodato a la Fundación este año. Eso implicaría más recursos para poder realizar lo que es un centro cultural de esas proporciones. 

Todos esos temas los estamos trabajando para que, efectivamente, tengamos el respaldo económico que, además, sin la gente que nos ha donado siempre y permanentemente, de a pequeños recursos, nos ha estado entregando finalmente la energía suficiente como para seguir adelante e ir sumando, sumando siempre, sumando proyectos, sumando gente, y seguir avanzado. Nos sentimos como una organización exitosamente resistente a todos los embates.