Click acá para ir directamente al contenido

Así es el proyecto que representará a Chile en la 59ª Bienal de Arte de Venecia

“Turba Tol Hol-Hol Tol” es una instalación multimedia inspirada en las turberas de la Patagonia que relaciona arte y ecología. La propuesta surge de una reflexión medioambiental y tiene un marcado enfoque ético.

16 de Noviembre de 2021

Chile será representado en la 59ª Bienal de Arte Contemporáneo de Venecia, Italia, por “Turba Tol”, un proyecto transdisciplinar que tiene como referencia las turberas de la Patagonia. 

Se trata de una instalación que une arte y ecología, y entregará un potente mensaje ético de cuidado y preservación de las turberas de la Patagonia, así como del medio ambiente en un momento en que la crisis climática es responsabilidad de todos. 

La obra, que se exhibirá en una de las más antiguas y prestigiosas exposiciones internacionales de arte contemporáneo del mundo, estará a cargo de la curadora Camila Marambio y de un equipo integrado por los creadores e investigadores Carla Machiavello, Ariel Bustamente, Alfredo Thiermann y Dominga Sotomayor, además de Juan Pablo Vergara en gestión y producción.

El espacio del Pabellón de Chile se ubicará en el sector Arsenale, tendrá una superficie aproximada de 160 metros cuadrados y un excelente acceso y visibilidad.

Concretamente, Marambio aborda en su propuesta la labor que ejercen las turberas de la Patagonia en la regulación del clima del planeta al captar el carbono de la atmósfera y almacenarlo en sus profundas capas de materia orgánica inalterada. Y fue precisamente ese proceso ambiental el que inspiró la instalación “Turba Tol”.

Ubicadas en distintas latitudes del planeta y consideradas entre los ecosistemas más valiosos, las turberas buscan urgentemente ser conservadas. Es así que “Turba Tol” espera remediar no sólo la escasa atención pública que existe hacia las turberas, sino también hacia su conocimiento en los campos académicos de las humanidades ambientales, la práctica curatorial y el arte ambiental. Sin lugar a dudas, este iniciativa tiene un fuerte enfoque ético que intenta evidenciar las distintas formas de conocimiento necesarias para su conservación.

La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, quien el pasado 6 de octubre notificó al equipo que resultó ganador tras la convocatoria pública realizada por dicho Ministerio, destacó la Bienal como una instancia histórica para la difusión internacional del arte contemporáneo. 

Además, señaló que “Turba Tol Hol-Hol Tol” –nombre completo del pabellón y que se contruye desde la palabra Tol (corazón en Selk’nam) y Hol-Hol (turbera)– da cuenta de un extraordinario trabajo colaborativo transdisciplinar que nace de la reflexión medioambiental y asume múltiples desafíos.

La selección de los representantes en la Bienal se realiza a través de un concurso público, cuya convocatoria lidera el MINCAP. A la Dirac le corresponde el financiamiento del arriendo del pabellón donde se presenta la muestra.

Quehacer colectivo

De carácter multidisciplinar, multimedia e instalativo, este proyecto se desenvuelve en la práctica artística colectiva. El equipo central de trabajo cuenta con la colaboración de artistas, científicos y fundaciones, tales como: Turberas de la Patagonia, la Wildlife Conservation Society-Chile, Hach Saye (organización cultural indígena Selk’nam) y Ensayos (Plataforma curatorial de investigación ecológica).

Cabe destacar que la participación nacional se hace a través de una labor inter institucional liderada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio (Mincap) y el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrel) a través de la Dirección de Asuntos Culturales (DIRAC), y como eje clave de la Mesa de Internacionalización de las Artes Visuales. 

Además, desde 2015, la selección de los representantes en la Bienal se realiza a través de un concurso público, cuya convocatoria lidera el Mincap. Por su parte, a la DIRAC le corresponde el financiamiento del arriendo del pabellón donde se presenta la muestra.  

Chile ha participado oficialmente desde la 49ª Bienal de Arte de Venecia en 2001. Desde entonces, destacados artistas han expuesto en esta vitrina internacional. La conocida obra de las manos del escultor Mario Irarrázaval, saliendo de los canales de esa ciudad del norte de Italia e Iván Navarro (2009), quien representó a este país con una obra monumental, Umbral (Threshold), montada en un pabellón de 300 metros cuadrados, gracias a las gestiones y recursos de la DIRAC, ProChile y Fundación Imagen País. 

Más recientemente se cuentan la presentación de Alfredo Jaar (2013), la del Premio Nacional de Arte, Paz Errázuriz (2015), y la del artista Bernardo Oyarzun con su obra Werken (2017), que consistió en una llamativa muestra de mil máscaras mapuches de madera. En 2019 fue seleccionada la obra Altered Views de la connotada Voluspa Jarpa y el curador Agustín Pérez Rubio.

Estas son atractivas propuestas a lo largo de una década a la que se sumará “Turba Tol” en abril del 2022, una instalación artística significativa, profunda y crítica, que expresará al mundo un mensaje potente: las turberas de la Patagonia debe ser preservada por el bien de todos.