Click acá para ir directamente al contenido

Película chilena “Mis hermanos sueñan despiertos” se estrenó mundialmente en el prestigioso Festival de Locarno, con apoyo de la Dirac 

Dirigida por Claudia Huaiquimilla, la cinta inspirada en hechos reales cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en un centro de reclusión juvenil. 

02 de Septiembre de 2021




“Mis hermanos sueñan despiertos” (2021), el nuevo largometraje de Claudia Huaiquimilla (“Mala junta”), tuvo su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Locarno, Suiza, en la sección ´Cineastas del presente´ de la competencia oficial. El reconocido certamen cinematográfico se llevó a cabo de manera presencial entre el 4 al 14 de agosto en la localidad suiza. Claudia Huaiquimilla, asistió junto al productor Pablo Greene, quienes participaron en el programa de apoyo de la Dirección de Asuntos Culturales  (Dirac) del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile a la promoción del cine chileno en el exterior.  

La película, inspirada en hechos reales, cuenta la historia de Ángel y su hermano menor Franco, quienes llevan un año recluidos en una cárcel juvenil. Pese a las dificultades, han formado un sólido grupo de amigos con quienes pasan los días compartiendo sueños de libertad. Todo cambia cuando la llegada de un joven rebelde ofrece un posible escape: la única puerta para hacer esos sueños realidad.

Es una historia de humanidad y empatía que será estrenada comercialmente en Chile, en octubre de este año, por la distribuidora Market Chile. La producción cuenta también con un destacado elenco formado por Iván Cáceres, César Herrera, Paulina García, Andrew Bargsted, Julia Lübbert, Sebastián Ayala, René Miranda, Luz Jiménez, Ariel Mateluna, Claudio Arredondo y Belén Herrera.

Sobre el paso de la película por el Festival de Locarno, la productora Mariana Tejos señaló: “La sección del festival en la que fue incluida la película es una categoría muy importante porque es una de las 3 más competitivas dentro del festival y además enaltece y destaca el trabajo de primeras y segundas películas de nuevos directores. Es muy importante para nosotros porque somos de los pocos representantes latinoamericanos [en] la selección oficial, por lo que estamos muy orgullosos de poder representar a la región”.

Por su parte Pablo Greene comparte el orgullo del equipo y celebra la concreción de una obra realizada en tiempos difíciles. “Todo el equipo detrás de la película estamos muy felices y orgullosos por haber conseguido un estreno en un festival Clase A como es Locarno, especialmente considerando lo duro y difícil que fue este rodaje. Estamos muy felices, también porque consideramos que esto puede ser una pequeña luz de esperanza para el medio cultural chileno, que tan azotado se ha visto por la pandemia, dando una señal de que estamos lentamente volviendo a la normalidad, y de que el cine y el medio artístico chileno está más vivo que nunca”.